There are some reports indicating that hate could be on the rise. One from 2015 noted that crimes targeting Asian-Americans tripled in a Los Angeles county between 2014 and 2015. Last November, a woman in Seattle followed and cursed at a Latinx woman. She was later charged for malicious harassment, a hate crime in Washington State. A wave of bomb threats and vandalism struck Jewish community centers and cemeteries across the U.S. at the beginning of this year. And at least seven transgender people have been reported killed so far in 2017.

Though the law requires the FBI to track such crimes, national data is woefully lacking (states and local law enforcement simply don’t consistently report). So while the FBI counts yearly hate crimes as anywhere between 5,000 to 10,000, the Bureau of Justice Statistics estimates incidents could number into the hundreds of thousands.

Advertisement

To better capture and report on hate crime incidents in the U.S. will take a grassroots, collective effort. That’s why Splinter and Fusion are partnering with ProPublica, a nonprofit investigative newsroom, on its Documenting Hate project. If you’ve been attacked for your race, ethnicity, national origin, religion, gender, sexual orientation, or disability, we want to hear from you. By filling out the form here (a Spanish version is below), you’re sharing your story with a coalition of organizations to help us produce and report pieces like this. We may share this information with other partner newsrooms around the country and with some civil rights organizations working on this project.

We will not share your name and contact information with anybody outside our coalition without your permission. We are not law enforcement and will not report this information to the police. The Southern Poverty Law Center recommends you do so directly if you are a victim of a crime.


¿Has sido la víctima de un crimen de odio?

Algunos estudios señalan que el odio y la discriminación podrían estar aumentando. Una investigación de 2015 encontró que los crímenes contra asiáticos-americanos en el condado de Los Ángeles se triplicaron entre 2014 y 2015. El año pasado, una mujer en Seattle persiguió y le gritó obscenidades a una mujer latina. La agresora fue acusada de acoso malicioso, un crimen de odio en el estado de Washington. Una ola de amenazas de bomba y vandalismo azotó los centros comunitarios y cementerios judíos a principios de este año. También se han reportado por lo menos siete homicidios de personas transgénero en 2017.

Advertisement

La ley le requiere al FBI darle seguimiento a este tipo de delitos, pero hay muy pocas estadísticas en el país (las agencias locales y estatales no siempre reportan los casos). El FBI registra entre 5 y 10 mil casos de crímenes de odio al año. Sin embargo, la Oficina de Estadísticas de Justicia calcula que el número de incidentes podría ser más de 100 mil al año.

Necesitamos un esfuerzo colectivo para dar mejor seguimiento a los reportes de crímenes de odio en Estados Unidos. Por eso Splinter y Fusion están colaborando con ProPublica, un medio de investigación sin fines de lucro, en el proyecto Documenting Hate (Documentando el Odio). Si te han atacado por tu raza, etnicidad, origen nacional, religión, género, sexualidad, o deshabilidad, queremos escuchar tu historia

Completa el siguiente formato para compartir tu historia con una coalición de organizaciones y así ayudarnos a producir este tipo de artículos. También compartiremos esta información con otros noticieros nacionales que colaboran con nosotros y algunas organizaciones de derechos civiles que están trabajando en este proyecto.

No compartiremos tu nombre o tu contacto fuera de nuestra coalición sin que nos des permiso. No somos una agencia policiaca y no le daremos esta información a las autoridades. El Centro legal Para la Pobreza Sureña recomienda que hables con la policía directamente si eres víctima de un crimen de odio.